• gomezsardinata5

"Pararse cerca del río Táchira ya es un peligro para los periodistas"


Periodistas de Norte de Santander y Arauca analizaron el ejercicio del periodismo en un conversatorio realizado por el Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander, CPC, en el marco del 9 de febrero



Los últimos años fueron calificados por los periodistas que cubren la frontera colombo-venezolana como la etapa más difícil para ejercer el periodismo. La reflexión sobre la vulnerabilidad que viven la expresaron durante el conversatorio realizado este 9 de febrero por el Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander, CPC, como evento recordatorio del tradicional Día del Periodista en Colombia.


“Antes, hace 10 o más años, pasábamos la frontera y podíamos entrevistar sin problema; es más, había mucho respeto por el periodista, había garantías. Hoy las limitaciones para ejercer el periodismo del otro lado del río Táchira es del 90 ó 95 por ciento”, dijo Carlos Salazar, corresponsal en la región del noticiero de televisión CM&.


Agregó que la última vez que vino un funcionario venezolano a la franja fronteriza y aceptaron la participación de periodistas colombianos, a él le ´jalaron´ la camisa para llamar su atención y hacerle entender que no podía preguntar. Sólo le permitieron colocar el micrófono para que grabara lo que el funcionario iba a decir.


De otra parte, Diego Depablos, corresponsal de RCN televisión, manifestó que sólo pararse cerca al río Táchira (que divide una parte de la frontera entre Norte de Santander y el estado Táchira), o en los puentes internacionales Simón Bolívar o Francisco de Paula Santander – que comunican a uno y otro territorio, es un riesgo.


“Es un peligro por los integrantes de los grupos delincuenciales que se la pasan dando vueltas por los pasos fronterizos, pero también por las autoridades venezolanas. Perdimos la posibilidad de trabajar en ese lado. Hay mucha situación e inseguridad”, explicó.


Por su parte, Luis Castañeda Pérez, comunicador de Arauca, dijo que desde allí no pueden entrar al estado Apure como lo hacían hace años, porque se los prohibieron. Señaló que hacen acopio de la prudencia para seguir ejerciendo el periodismo, sin poner en riesgo la vida


Alejandro Cortés, miembro del CPC, recordó que la vulnerabilidad se intensifica para los periodistas independientes, que además del riesgo a la vida, enfrentan dificultad económica para desplazarse a la frontera para el cubrimiento de hechos de interés.


“Muchas veces colegas han sido retenidos en la frontera por autoridades venezolanas y hemos tenido que pedir ayuda a las embajadas u otros organismos para que los dejen libres y, mientras eso ocurre, les han requisado su material periodístico”, dijo.


El conversatorio, en el que participaron 22 periodistas, además de aquellos otros que siguieron la actividad por redes sociales, responde al compromiso del CPC de conocer conceptos y experiencias de colegas para denunciar las dificultades que se viven en esta frontera.


Al final, directivos del Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander, entre ellos William Javier Gómez y Cicerón Flórez, plantearon la necesidad de fortalecer la agremiación para defender los intereses de los periodistas.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo