• CPC

Reflexiones de Amparo Pérez Camargo

Actualizado: ene 7

Me honra recibir este premio hoy en un lugar histórico que lleva el nombre de “La Bagatela” el periódico que fundó el prócer de la independencia Antonio Nariño.


Este galardón es muy significativo, porque justamente al iniciar mis estudios en la Universidad de América, la escuela de periodismo funcionaba en la Casa de los Derechos, ubicada en la plaza de San Carlos en Bogotá, donde se montó la imprenta patriótica para imprimir Los Derechos del Hombre, que tradujo Antonio Nariño y si mal no recuerdo, también, se imprimió La Bagatela.


Lo curioso de este hecho es que el primer día de clase no había pupitres para los estudiantes de periodismo, entonces, organicé una marcha para tomar un pupitre de cada facultad y nos instalamos 13 alumnos en la casa de los derechos para que profesores como el historiador Antonio Cacua Prada mi primer maestro, nos hablaran de este bello oficio que nos ha llevado a defender la libertad de expresión y la democracia en nuestro país.


M resulta grato recibir el Premio al Mérito Periodístico “Eustorgio Colmenares Baptista” porque, precisamente, al cumplir 50 años de carrera dedicados a esta labor en la prensa, la radio, la televisión y las revistas, siento que he cumplido con el deber de informar con la verdad, de darle voz a los que no la tienen, de investigar y denunciar a quienes le han fallado a Colombia, a quienes han vulnerado los derechos de nuestros conciudadanos.

He luchado, de manera frontal, contra la corrupción y el narcotráfico que le cambiaron los valores a nuestra sociedad.


No he sido una activista he sido simplemente una periodista reportera que confía en una profesión que se debe al público y que a pesar de las dificultades es nuestra tarea ayudar a construir un mejor país.

Podría contarles sobre mi trayectoria la cual me ha llevado a entrevistar a cientos de jefes de estado, a grandes personalidades, destacados pensadores, pero, también, al más humilde de los colombianos. Con todos tengo una historia para escribir, pero no olvido a una sencilla mujer que conocí en medicina legal hace muchos años a quien le pregunté por qué somos violentos, después de verla golpeada por su hermano, recibí la respuesta más conmovedora de mi carrera: “imagínese usted, si me golpean en mi casa que me conocen… ¿qué puedo esperar de los de afuera que no me conocen? que me maten…

El periodismo, como yo lo concebí, es una carrera sin horarios, sin tiempos con mucha dedicación, retos y sacrificios, donde los primeros damnificados son los miembros de la propia familia, pero al final nos deja grandes satisfacciones, como ser partícipes de la historia, que no siempre la cuentan los buenos, los que saben, porque lamentablemente, hoy, le creemos más a los delincuentes que a la gente de bien.

Y hago estas observaciones porque en los últimos años se ha ido perdiendo la investigación, la columna vertebral del periodismo y por el contrario hemos delegado la agenda informativa a los temas que se manejan de manera irresponsable a través de las redes sociales y los Twitter lo que nos llevó a la pérdida de confianza y credibilidad en los medios, ya que hoy las Fase News o noticias falsas son el pan de cada día y el lenguaje de odio y polarización remplazó el buen periodismo. No concibo que la libertad de expresión se limite a opinar sin investigar, sin citar fuentes, sin contrastar, y sin contra preguntar.

No desconozco la importancia de las redes porque hacen más universales los temas, las denuncias, pero cuidado, tenemos que estar vigilantes y redoblar esfuerzos para defender la verdad y ante todo para que nuestros medios hagan visibles las rectificaciones y pongan al descubierto a quienes con mentiras engañan las audiencias. «Eustorgio Colmenares Baptista, dedicó parte de su vida pública, política y del periodismo al servicio de la gente, de su región y del país».


Finalmente es un honor poder recibir el premio merito periodístico CPC que lleva el nombre de «Eustorgio Colmenares Baptista», quien dedicó parte de su vida pública, política y del periodismo al servicio de la gente, de su región y del país.


De corazón agradezco al Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander, a la Junta Directiva del premio y a la casa periodística La Opinión, el que hayan sugerido mi nombre para este galardón y que fuera acogido de manera unánime, porque es un estímulo al trabajo que he ejercido con respeto y dedicación estos años.


Amparo Pérez Camargo

Cúcuta, 4 de agosto de 2019


#LaBagatela

#PremioEustorgioColmenares

0 vistas

© 2020 Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte de Santander

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Instagram Basic Black

circuloperiodistas.cpc.ns@gmail.com  |   Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero